“El Chango Méndez” tenía sus 12 Apóstoles

chango-mendez

José de Jesús Méndez Vargas,  conocido popularmente como ‘El Chango Méndez’, ‘El Gordito’ o ‘Papá Gordo’, por cuya captura del gobierno federal ofrecía 30 millones de pesos de  recompensa, originario de Apatzingán, fue Policía Municipal, agente de gobernación, así como burrero del cártel de los Amezcua, para pasar posteriormente ser gatillero del cártel del Golfo, junto a su compadre Nicandro Barrera Medrano “Chaparro” “Chato” “El Nica” “Nico” o “Nice”, durante la pugna que ese grupo tenía contra el cártel de Sinaloa.

Posteriormente se unió a ‘La Empresa’, organización michoacana que se unificó con el Golfo, formándose así ‘La Familia Michoacana’ en el 2002, encargándose de la región noreste y norte del estado, entre los límites de Jalisco y Michoacán.

Considerado  el ala violenta del líder espiritual de La Familia Michoacana, Nazario Moreno ‘El Chayo’; José de Jesús Méndez Vargas, integró una célula delictiva con familiares muy cercanos a él, a la cual la denominó “Los Doce Apóstoles”.

Por su experiencia El Chango Méndez, también era responsable de la custodia y entrega de los cargamentos de metanfetamina y cocaína  enviados a los Estados Unidos y Canadá.

Tras la presunta muerte de guía espiritual y líder del cártel de La Familia Michoacana, Nazario Moreno González, en enfrentamientos contra el gobierno federal el 8 de diciembre del 2010, esta agrupación entra en pugna por el liderazgo.

A José de Jesús Méndez Vargas, se le identificaba como quien asumió el control de esa organización, pero en realidad existían diferencias marcadas dentro de la agrupación, y se inicia una serie de disputas interna por los territorios controlados en Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Estado de México, Aguascalientes, Morelos, entre otros.

Los otros mandos de la estructura iniciaron una guerra por control del territorio michoacano, para lo que formaron el grupo que denominaron Los Caballeros Templarios.

El 26 de mayo del 2011, y durante los dos días subsecuentes, se registran, en los municipios de Apatzingán y Buenavista Tomatlán, enfrentamientos a muerte entre Los Caballeros Templarios y el grupo La Familia Michoacana que comandaba Jesús Méndez.

Los zafarranchos concluyen con la intervención del Ejército Mexicano y la Policía Federal, quienes a los pocos días, copan el bunker de Jesús Méndez, que se ubicaba en la ranchería La Loma, Jalisco, del municipio de Jilotlán.

En ese lugar murieron once gatilleros y una treintena más fueron detenidos, entre ellos los jefes de Uruapan, Taretan y La Ruana, anque Jes{us Méndez Vargas, logró escapar.

LA FAMILIA MICHOACANA

La Familia Michoacana, que operaba como brazo armado al servicio del cártel del Golfo, se independiza y nace formalmente como organización independiente en el año 2005, después de que esta alianza se fracturó por una supuesta traición entre los jefes.

La Familia Michoacana surge como una organización dedicada al narcotráfico y a diversas actividades ilícitas como homicidio, secuestro, extorsión, lavado de dinero, tráfico de armas, piratería de discos fonográficos y películas, con base de operaciones en el estado de Michoacán, Estado de México, Guerrero, Guanajuato, Jalisco, Hidalgo, Sinaloa, Nuevo León, Baja California.

El área de influencia de este cártel se comenzó a expandir hacia el norte de México y en los Estados Unidos, a  los estados de California, Arizona, Nuevo México, Texas, Nevada, Illinois, Georgia, Atlanta, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Florida

Los líderes identificados en su inicio son José de Jesús Méndez Vargas ‘El Chango’ y Nazario Moreno González ‘El Chayo’ y Servando Gómez Martínez ‘La Tuta’, como el coordinador operativo.

En ocasiones se describió a La Familia Michoacana, como promotora de un culto pseudo-evangélico,  al pretender justificar la tortura y homicidio de sus rivales como ‘Justicia Divina’.

La Policía Federal dio a conocer que Nazario Moreno González exigía a su gente más cercana el estudio de la obra Salvaje de Corazón, del autor cristiano estadounidense John Eldredge y paga a profesores rurales y ex promotores del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), para que difundan los preceptos contenidos en los libros de Eldredge en colonias populares de las ciudades y los pueblos michoacanos. El objetivo de este adoctrinamiento parece ser el tener un mejor control motivacional y emocional sobre los miembros del cártel.

La Familia Michoacana se caracterizó por sus mensajes publicados en diarios de Michoacán así como también las llamadas hechas por Servando Gómez Martínez, ‘La Tuta’, a una televisora local, para declarar que su organización “respeta al Ejército Mexicano y al Presidente de la República,” y que su conflicto es “con Genaro García Luna, secretario federal de Seguridad Pública.” Algunos de los mensajes de La Familia Michoacana suele estar acompañados del cadáver de sus víctimas.

Con el asesinato el pasado fin de semana de cuando menos 40 presuntos seguidores de Jesús Méndez, cuyos cadáveres fueron esparcidos por el territorio michoacano con la consabida leyenda en que se los adjudican Los Caballeros Templarios y la aprehensión este martes 21 de junio de Jesús Méndez ‘El Chango’, en el municipio de Cosío, en Aguascalientes, cuando supuestamente buscaba entablar alianzas con el grupo de los Zetas, para enfrentar a  Los Caballeros Templarios, se considera que inició el ocaso de La Familia Michoacana. (Quadratín, México).

 

Comentarios

comentarios

Soñar que estás teniendo sexo con alguien qué significa?

Las diez posturas sexuales preferidas de las mujeres

Estudio revela que ver senos durante diez minutos puede hacer que vivas más

Objetos que traen mala suerte a tu casa

  • Síguenos en Twitter: @nicanoticia, y en Facebook: Nicanoticias
  • ¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.
  • www.horo-scopo.es, Tarot Gratis